jueves, 1 de diciembre de 2016

                            Déjalo morir


¿Te has enfrentado a él alguna vez? Déjalo morir. Sólo recurre a él cuando sea absolutamente necesario, cuando lo requieras para ayudarte a ti o a otro.
Déjalo morir y deja tu estrés. El estrés suele pasar por cargar con él.
Deja morir tu pasado. Deja morir tus culpas, las culpas de los demás. Eso invade tu alma y te va envejeciendo más aceleradamente.
Déjalo morir y cruza la valla de la liberación. En el pasado tienes buenos recuerdo? Pues a ellos no me refiero, Me refiero a que dejes morir ese pasado de resentimiento, ese pasado de agonía, ese pasado que no te deja vivir ni disfrutar el presente. ¿Te animas a traer al futuro a cambio? Pues no, no lo hagas, camina sí con un plan, pero no te empecines con el futuro. Vive el presente, vívelo y entierra tu pasado de angustias....