sábado, 29 de noviembre de 2014



Descansa en paz Roberto Gómez Bolaños - El chavo

Me divertí tanto con el Chavo y todos sus otros personajes y programas derivados...

Cuando se va alguien grande siempre se lo recuerda---

miércoles, 1 de octubre de 2014

sábado, 27 de septiembre de 2014

Sem palavras...

Meu amigo fiél

Me conoces desde antes que naciera... Contigo me siento protegida...Contigo me siento amada... Por ti tengo a mamá conmigo...Por ti tengo a mi familia unida.
Por medio de mis acciones tengo que agradecerte, Tengo que ayudar a quien pueda, A veces solo una palabra me ha levantado mis ánimos y me ha sacado una sonrisa, También los pajarillos que se me acercan de improviso, ellos simpre me hacen sonreír de corazón...Tengo que sacar lo bueno de mi y vivir así con mi prójimo.
Meus sonhos

Falando dos meus sonhos, eu acho que se isso é só para mim. Meus sonhos às vezes parecem fugir, mas às vezes parecem estar perto, é que, dependendo do estado de espírito, a abordagem ou alejan.Lo que é que, com o amor de meu Pai, com a vontade e determinação vai conseguir meus sonhos.

jueves, 25 de septiembre de 2014


...Si amar es dichoso, dichoso es amarse a uno misma, si logramos esto, pues podemos amar plenamente a los demás...
...Te amo vida, te amo y te lo digo a ti... Sí...a mí!

Las caídas de la infancia

    El campo en mi infancia prevaleció, Tuve las bonitas vivencias de poder jugar en el campo, de poder cosechar algunas frutillas, como también de sentir el temor a las vacas y especialmente a los toros. Que miedo sentía pasar un poco cerca de estos animales, claro que los respetaba. Desde niña respeté a los animales y los estimé, tenía cariño por ellos. Veía en estos animales - en los toros y vacas - particularmente, el movimiento de su boca, cuando comían y el movimiento de su cola y me gustaba, pero de lejos no más...
   En cambio ver los pajarillos eso sí me fascinaba, creo que desde niña estos animalitos me han hecho sonreír y, porsupuesto, ¡cómo quería tenerlos en mis manos!, pero solo por un rato, para acariciarlos, besarlos. Como dije, tenía respeto por los animales, no quería tenerlos enjaulados, sino solo disfrutarlos, pero los disfrutaba solo viéndolos en los árboles...-razones obvias.
    Las veces que disfruté el campo, fue por invitaciones a papá o mamá a las casas de sus amigos que vivían en el campo. Mamá, especialmente lo disfrutaba cosechando frutas, comiendo esa comida tradicional de los pueblos, con ese aroma a humo, que le hace un sabor especial a las comidas. (Consecuencia de la cocina a leña) y por supuesto, la "jarana" era el momento regio para los adultos que disfrutaban la banda o la música de fondo que ponían. Yo recuerdo más las bandas de músicos -música tradicional- , no recuerdo música de radios o equipos de sonido.
   Con los niños de la casa, jugábamos a "nuestras anchas" (Como siempre, en las reuniones en las casas de los pueblos, no faltan los niños, es más, no faltan los niños  en las casas de los pueblos, esta afirmación sigue siendo cierta hasta la actualidad). Jugábamos a las corridas, es decir, a las "chapadas" (uno era quien "cazaba" a los demás....) y luego en las noches, cuando los adultos ya habían consumido bastante cerveza y por supuesto "chicha" nos "echábamos" a coger las chapitas de las botellas....
   Mi hermana, que era una niña más grande, no incursionaba en esto, pero sí en los otros juegos, es más, ella siempre sabía conducir el juego y con ella era más divertido...
    Estaba entretenida cogiendo las chapitas y contando que cada vez tenía más, cuando mi hermana me llama: P...(Ja, ja, pues tengo mi nombre de familia, que no lo voy a decir acá, comienza con P, no es mala palabra ah!). Bueno, vamos a suponer que el nombre que me decía era "Puqui".

- Puqui, vamos afuera está bonito para pasear, paseémos.
- Sí, ya voy..., metí mi última chapita en la bolsa que tenía con todas las demás y salí rápidamente, bueno, para mi fue rápidamente, pero cuando salí a ver a mi hermana no la encontré.
.- !Mina! ¿Dónde estás?  - No me respondió-

   Seguí caminando y llegué a la vegetación del campo, estaban los árboles y todo estaba muy oscuro. 
- !Mina¡ - Volví a llamar-
- !Acá estoy!  Ven - Me dijo mi hermana.
- ¿Dónde? No te veo.

Pero mi hermana sí me veía. Claro esto lo supe cuando ya luego me contó...

- !Hola Puqui! Ven rápido, ven!
Casi a ciegas seguí defrente como a los arbustos cercanos, cuando me encontré en un vació, que nunca pude describir, ni siquiera en ese momento...
- Ahhhhhhhhhhhhhhhh - grité.
  Un silencio inundó el ambiente, ya no escuché que me llamaba mi hermana, y luego...
-Puqui, estás?
- Eche un llanto fuerte, pero yo no tenía dolor, solo que lloraba "por el susto" y por qué - en ese momento- también sentí coraje, que mi hermana me había conducido al estante donde pasa el agua - y que en las noches los dueños de casa cerraban la compuerta para que no pase el agua.
- Luego, paré por un momento de llorar, y me vi atrapada como en una caja sin tapa, muy oscura, no veía casi nada, pero me sentí embarrada como la mitad de mi cuerpo, desde los pies hasta mi cintura....
- Otra vez, eché en llanto y no paré....

...  Hasta que vinieron por mi "los salvavidas". Eran los dos jóvenes, hijos de la señora de la casa, que me rescataron y yo, yo pues seguía llorando. En eso por fin pude ver a mi hermana, y quise manotearla, pegarle, por lo que me había hecho..... Claro, para mí era su culpa - en ese momento.
Pero mi hermana me esquivó mi manita y se comenzó a reír...Más coraje me daba y más se reía....
Con todo ello, pues mamá estaba allí también, pues me había caído al estante, que en la mañana, había estado completamente llena de agua, ésta tenía una profundidad, a mi recuerdo de niña, y a mi tamaño, muy profundo, Tenía Aprox, 1.30 m. de profundidad. Bueno, realmente, era profundo.
Mamá, preocupada y consolándome con sus palabras tiernas de siempre que tenía para su hijita pequeña. Me limpió del barro y me entró a la sala del baile, acariciándome. Mi hermana, por otro lado, ya había parado de reírse y me dijo:

- Pero ¿cómo te fuiste a caer? Si yo te estaba mirando y veía que tú me mirabas, solo que seguías diciendo que no me veías.
- Yo no te veías - le dije.
- Luego, vi que en vez de venir directo a mi, te fuiste directo al estante, me quedé en incógnita, por qué te ibas para allá y luego escuché tu grito y ya no te vi. Corrí a verte y no escuché ya más nada, me asusté mucho, luego, por fin, escuché tu llanto....
 
   Claro, para mi hermana escuchar mi llanto, luego de haber caído y no haber pronunciado palabra, era un alivio, para cualquiera lo sería, pues eso significaba que estaba viva....
Los jóvenes un poco asustados, comentaban que hubiera sido fatal si ese estante hubiese estado lleno de agua...
   La fiesta continuó... Los demás, claro seguían bailando, ellos no se dieron cuenta del suceso o se dieron cuenta algunos, pero ya cuando me habían sacado y estaba "salvada".  Ya no quise salir más afuera, y mi hermana todavía se mantenía lejos de mi, quizás se sentía un poco culpable o sino, no quería que le vaya a seguir culpando...

    Esa caída, es una de las caídas en mi infancia, que fue grande, de gran susto, y nada de heridas...
Una caída que permanece en nuestra mente, de mi hermana, que a veces me lo recuerda y se ríe...y un recuerdo mío que ahora también me da risa, 


Las cosas que suceden en algunos momentos y que son para llanto de uno, luego causan risa, a veces, pero las cosas de los niños, las vivencias que nos causaron llanto, la mayoría luego, son para nuestra gran risa...Tengo muchas vivencias que ahora me dan risa...
La infancia, la mejor de las etapas -para varios, incluyéndome- es la mejor etapa de la vida....La añoro a veces como también a las personas queridas que se fueron a mejor vida.


Moraleja: Los sucesos del pasado que nos parecieron terribles en su momento, luego, se amansan como las olas a la orilla del mar, y luego reimos como cuando éramos niños...


De mis vivencias personales.








viernes, 5 de septiembre de 2014

Meu velha infancia

Recordar mi infancia, la bella etapa de mi vida, mucho por contar que da añoranza...
Te recuerdo con alegría, pero también me da tristeza....
Dedicaré una entrada para ti....Pero ahora disfruto con esta canción
A parte que me hizo reír mucho, pues lo que dice es cierto, nos hace reflexionar una vez más....
Gracias amigo José Augusto por enviárme este link a través de linkedin...

Me gustó tanto que lo publico en mi blog....,


La hora de partir a mi nueva vida

viernes, 8 de agosto de 2014

 
    Hoy me sucedió algo que me asustó, llegué a casa temblorosa. Almorzando en el restaurant cerca a mi casa una grotesca pelea entre una "comensal", su pareja y la mesera irrumpieron mi almuerzo...Me cayó la parte de la pata de la silla a mi parte frágil de mi pierna, no pude esquivar a tiempo...y tampoco pude salir del restaurant porque las "peleadoras" estaban golpeándose cerca a la puerta de salida...A parte de esa individua que comenzó la pelea junto con su individuo pareja, estábamos dos "comensales" más, el cocinero, dos ayudantes de cocina y la víctima: "la mesera"
   No se trata de agrandar el hecho de cómo fue la pelea, eso no es para contar con detalle, eso solo es para mentarlo, de pasada. Lo que sí puedo comentar es el susto que viví dentro del restaurant viendo esa terrible pelea, no poder salir corriendo del restaurant y no poder llamar al serenazgo que tiene su estacionamiento cerca de mi casa, es decir, cerca de ese restaurant, ello por no haber apuntado el número telefónico que está "en grande" en las camionetas del serenazgo...
Tuvieron que cerrar la puerta, que es de metal y con mucha fuerza sacarla a esta individua junto con su pareja que llegó a forzar la puerta y logró entrar....
Al fin se fue esa individua después de haber hecho destrozo en el restaurant, haber tirado los platos con comida de los comensales (incluyendo el mío) y haber sido chorreada con comida que le hechó la mesera en defensa.
    Esto me hizo reflexionar una vez más de los individuos que habitan en mi país y en el mundo que lamentablemente pululan como piojos en el muladar....Lamentable, porque éstos se reproducen como si traer al mundo a niños fuera cosa de juego...Cuántos niños nacen de estas familias, cuántas víctimas inocentes, que sufrirán las consecuencias de vivir en "hogares" distorsionados, faltos de amor, con una educación nula en sensibilidad; algunos de estos niños pueden llegar a salvarse de esta inmundicia de "hogar" que les tocará vivir o que ya les tocó vivir, pues cuando ya crezcan pueden liberarse o algunos en cambio seguirán los pasos de estos individuos que llegan a ser padres de familia....
    Estos niños inocentes, que nacen ángeles, les tocará vivir un mundo muy oscuro. No se puede quitar a estos individuos a sus hijos para que no les hagan daño, solo cuando ya les hacen daño, a veces, la justicia interviene....
    Este suceso que me pasó hoy día me hizo pisar tierra nuevamente. A parte de los individuos que hacen daño local, hay individuos que hacen daño nacional y mundial:  La guerra,  la contaminación, el consumismo y lamentablemente, nosotros mismos, aunque parezca poco lo daño que hacemos, también contaminamos; quizá sin darnos cuenta, en alguna oportunidad lo hacemos y si ya nos dimos cuenta de que lo hacemos, evitémoslo: como dijo un joven que salvaba a peces que morían por la "oleada" en respuesta de que le decían: "Si hay miles de estos peces, qué haces salvando a unos pocos, sino puedes salvar a todos", pero el joven les respondió: "Para los que salvo la vida es la diferencia".
    Con un grano de arena que hagamos en contribución a nuestro planeta, lograremos algo grande. No dejemos de pensar en hacer el bien a nuestro planeta.
    Regresé a mi casa y después de reflexionar, como la vida sigue, seguí en "mi internet" leyendo lo que me gusta y lo que necesitaba leer y me topé con este video: "La cárcel del consumismo"... Ya me había hecho esa pregunta: ¿Tanto se produce? y después lo que queda ¿dónde va?, es decir, lo que no se vende ¿dónde va?, ¿Por qué se produce tanto que no se va a consumir tanto? Pues producir tanto implica destruir la naturaleza, ya que "el hombre" usa desmedidamente la materia prima...Pero el hecho está en que se está haciendo a las personas consumistas porque esto conviene al "capitalismo", el enriquecimiento, la falta de amor a la naturaleza y "el amor" al dinero...


Las cosas malas no hay que "agrandarlas" comentando al detalle, sino que sirven para reflexionar y porsupuesto tener más cuidado en lo posible, como por ejemplo, tener cuidado donde se elige para almorzar. Claro, que las cosas, a veces suceden derrepente, pero yo ya había visto a ese señor alguna vez en ese restaurant y le buscó pelea a la mesera no queriendo pagar la cuenta, parecía algo tomado...No tuve la precaución de "recordar el hecho" para ya no ir a ese restaurant, pues ese señor es "cacero" que va a este restaurant.

Moraleja: Tener número de "emergencia" a la mano, recordar los sucesos incómodos o malos para "prevenir" que nos pase algo más incómodo o malo...y saber que lo malo que nos pueda pasar a veces es algo tan pequeño en comparación con otras cosas, pero siempre se trata de vivir con calidad y