domingo, 29 de noviembre de 2015

Primer domingo de adviento

  Estamos en un mundo, en el mundo, en nuestro mundo...Este nuestro mundo con poca compasión...Vemos tanta crueldad de parte de los llamados seres humanos....Guerras, muertes, personas que recién están en este mundo y ya sufren la agresión...Estoy triste, sí, lo estoy....

    Quiero dedicar esta entrada a todos nuestros hermanos que sufren la agresión, la guerra, la soberbia de otros... 

    Niños inocentes, niños a quienes sus padres los trajeron con amor, ahora yacen muertos...Muertos por la crueldad humana.
Hagamos paz, oremos por nuestros hermanos, por nosotros, por nuestro mundo...
No soporto ver tanta crueldad, en general en el mundo...y si somos humanos, sé que ustedes tampoco lo soportan...
   
   De acuerdo a nuestro credo que profesamos ayudemos con lo que podamos a nuestro prójimo, a nuestros hermanos. Que cesen ya las guerras.

    Pensemos en la paz mundial, pensemos en la paz, atraigamos la paz....Que cese la guerra. Que cese la avaricia, la codicia, la envidia....No dejemos un mundo desolado a nuestra descendencia. Dejemos lo mejor de nosotros...

    Deseo que haya paz en el mundo, deseo y se que ustedes lo desean, Atraigamos paz...

   Cuando adolescente que estudié las guerras mundiales en el colegio, lo veía un pasado. Sabía que en mi presente había maldad en el mundo, Pero, sentía la guerra casi extinguida,...Sin embargo, sigue, y no para...

   Demos lo mejor de nosotros a este nuestro mundo con lo que podamos entregar...Ustedes y yo sabemos lo que somos capaces de entregar: amor, amor a nuestro prójimo, a nuestra naturaleza (animales, plantas...). Todo rebota, demos amor...

   Este primer domingo de adviento (para los que somos católicos) regalemos a Jesús, regalémoslo  a nuestro prójimo. Que en nuestra Navidad esté el verdadero espíritu de Jesús, mediante nuestras acciones....y para los que profesan otro credo, igual, cada cual regale lo mejor de cada uno....Basta con el consumismo en esta etapa de Navidad...El consumismo que consumirá a nuestro mundo junto con nosotros.