jueves, 7 de abril de 2016

¡Qué maravillosa eres!


Gran parte de mi vida eres, con la que sueño, la que me abriga, la que me cobija. Me enseñas el por qué de las alturas, el por qué de los precipicios... El por qué del amor y la soledad y un sin fin de por qués
Cosas simples, cosas complicadas, que me despiertan a la razón de ser, a la justificación, al éxito y la alegría.
Maravillosa eres, alumbras mi camino, me encegueces a veces y tengo que encontrar el camino...y vuelvo a la luz y me reflejo en ella.
Incondicional eres, estás allí para quien quiera conocerte, para quien quiera descifrarte...
Me encantas y me hipnotizas, y ese encanto aviva las llamas de mi interior que consiguen encontrarte cada día con más atino, con más alegría y siempre me acuesto en tu regazo y despierto en tí. 
Ciencia,  qué maravillosa eres!!!