viernes, 28 de junio de 2013


Lo que les puede pasar por no tocar bien….

…Temprano ya se escuchaba el ajetreo de los pasos apurados de un  convite muy exquisito, era cumpleaños de Doña Tilyna…;todos sus hijos se habían alistado con sus mejores trajes, a sus hijos los habían vestido impecables, la cerveza hasta más…y la comida, la típica: arroz con cabrito con ceviche…, que de hecho…exquisito….Invitada mamá por supuesto…, era la madrina de uno de los hijos de Doña Tilyna…y tan reconocida por su alegría y su “armar de fiesta” no podía faltar…

La Orquesta comenzó a tocar desde temprano, chelas iban y venían,…, todos alegres brindaban, bailaban y bebían y claro…, llegó mamá, pero como papá estaba en el trabajo no  pudo ir, asi que mamá fue con una tía…Comadre y compadre…danzaban al son del grupo cumbiambero…, en ese entonces pues estaba de removida: caballo viejo…Como acostumbraban, a los músicos también se les hacía brindar con la cerveza, una caja para ellos, y si la acababan pues venía otra…

La música que comenzó tan esplendorosa, con todo el “suin” de los timbales  ¡cataplúm! comenzó a decaer…, pero ¿qué pasó? Pues los músicos  ya se habían tomado su “sexteto” en cajas de cerveza y pues “aprovechando” también que los invitados y dueños de casa ya estaban pasados de trago…para qué se iban a esforzar en darle a los timbales y que suene a “perilla….Con ese público pues se toca cómo sea…, si ni se dan cuenta…-eso pensaban-

Pero, la gente joven de la fiesta tiene más energía y para sus oídos pues eso ya no era música…, era sonido estruendoso sin compás ni afinamiento… ¿Qué es eso?...Exactamente eran los hijos de Doña Tilyna que se habían percatado del bochornoso sonido musical…

-Madrina: ¿Se ha percatado que los músicos están tocando requetefeo? - Y claro  mamá sí se había percatado, pero se las había soportado…- Ajá no soy la única entonces que está quejosa de este sonido no musical…, pues bien -le dijo a Paulina- espérate ahorita van a tocar bien, ya verás…

Mamá se acercó al maestro de la orquesta - ¡Oígame…Ud. y su orquesta! qué creen que están haciendo…Ya  ustedes dijeron: “a estos borrachos les tocamos a la trepo,…., para qué hacer esfuerzo si no se dan cuenta, pues bien, ahorita mismo van a tocar como se debe o……………”

Paulina de alegre que estaba con su madrina que estaba poniendo derecho a los músicos comenzó a empalidecer….Mamá ya había sacado una disque pistola y le había puesto en la cien al maestro de orquesta…, este sorprendido y viéndose en sus finales comenzó a dirigir correctamente a sus músicos…"No señora…, si ahorita comenzamos a tocar bien…, le ponemos la música que desee..toquen muchachos…”. Mientras eso Paulina ya había corrido a doña Tilyna a decirle que su madrina se había alocado, que corra para evitar una desgracia…, los demás invitados pues se les quitó el adormecimiento de las chelas tomadas y también comenzaron a bailar mejor,…, pues había una doña enfurecida con un revólver….

-No comadrita, si van a tocar bien, ve,…, ya están tocando bien…, sigamos bailando, mas bien deme eso, se lo guardamos comadrita…-

Pero mamá y tía que sabían de qué se trataba “el revólver” reían por dentro y estaban en todos sus cabales,.., con todos sus sentidos pues… -¡No comadre, no, éstos tienen que tocar bien, a bailar se ha dicho! y todos al son de la  orquesta, que ahora sí tocaba a gran paso…, bailaban como “robots” que les habían dado cuerda….Eran sus vidas que estaban en peligro…

-Comadrita, vamos afuera, la llevamos a su casa para que descanse (y ojo a la mano derecha de mamá estaban, querían quitarle el supuesto revolver…)

Bueno, mamá accedió a que la acompañen a casa y vinieron a casa con mi tía y los dos compadres: dona Tilyna y su esposo…, - Ya comadrita descansé  y guarde eso, pues el compadre la va a necesitar… es su herramienta..(Papá es militar y creían pues que era el revólver de papá) ;  ya cuando se fueron los compadres…, las risas y la conversa entre tía y mamá pues nos despertaron…, entendimos rápidamente de qué se reían y todo lo que había pasado….El supuesto “revólver” era un encendedor que le regalaron a mamá en su matrimonio…y de hecho era un revólver “en forma”…. Esas risas no pararon hasta mucho rato y por supuesto toda la familia comenzó también a reír a carcajadas con lo sucedido….

Eso les pasó a los músicos por no tocar bien…, pues moraleja: o haces las cosas bien o otros te la hacen hacer bien con metrañas.


...Tomado de mis vivencias personales:
Sofía Oviedo Millones